8 de julio de 2015

Televisión Escolar (1968-1970)

Tras varios años con multitud de programas destinados a educar a los más pequeños de la casa entre 1958 y 1966, el 29 de enero de 1968, TVE inauguró su propia televisión escolar. Este programa se convirtió en la televisión matinal de aquellos años, dos décadas antes de que se instaurase definitivamente una programación diaria para los madrugadores. 


La tele-escuela no pretendía suplir la misión del maestro en clase, sino completar su labor aportando elementos nuevos. De hecho, los profesores recibían previamente los contenidos de las clases de la TV escolar para así no tener que estar en un segundo plano durante la emisión, sino que podía intervenir, sugerir, corregir, vigilar... lo que los niños veían en la tele. 

Se calcula que se instalaron un total de 3.500 televisores en los centros escolares de toda España para el inicio de las emisiones. Se alcanzaba así un 10% de la población escolar, pero el número fue creciendo gracias a la colaboración de los Ministerios de Educación y Ciencia con el de Información y Turismo.



Varios fueron los presentadores y profesores que daban la lección a los niños cada día. En las fotografías recordamos a Carmen Ester y Manolo Portillo.

Carmen Ester

Manolo Portillo

Muchas de las lecciones estaban ilustradas con dibujos animados. Incluso Félix Rodríguez de la Fuente llegó a ser uno de los particulares profesores de la tele escolar contando en cada lección cosas curiosas acerca de diversos animales salvajes.

Algunos dibujos que acompañaban las clases

Félix se convirtió en el amigo de los animales en este espacio.

La emisión era de 11 a 12 de la mañana, sin programación alguna que le acompañase antes o después. Eso cambió en la siguiente temporada cuando se añadieron más programas a la parrilla matinal. A las 8 empezaba un programa llamado Gimnasia, que incluía una sección llamada "Buenos días" en el que se recogían efemérides, santoral, el tiempo para los navegantes y el estado de las carreteras. A las 8.30 de la mañana una edición matutina del Telediario.

De 9 a 10  se emitió primero Documentos para la clase, en el que se recopilaban distintos reportajes educativos que servían de complemento a la televisión escolar que se emitiría ahora de 10 a 11. Más tarde esta hora de documentos fueron sustituidos por Selecciones TVE que venía siendo casi lo mismo, aunque ahora también recuperaban distintos espacios dramáticos de la casa como Teatro de siempre o Estudio 1.

En 1970 desapareció la educación televisiva para los niños, siendo sustituida por educación para adultos con los programas como Primera hora y Conviene saber, que se emitieron entre 1970 y 1971.

MATERIAS

El programa de asignaturas con el que arrancó el programa en 1968 fue el que consta a continuación. Con el paso de los meses fueron cambiando los días, las duraciones, pero básicamente esta fue la esencia:

Lunes
  • Educación cívica y social (20 minutos)
  • Fonética inglesa (10 minutos)
  • Mundo curioso (20 minutos)
Martes
  • Actividades manuales (20 min)
  • Canciones escolares (10 min)
  • Unidades didácticas globalizadas (20 min)
Miércoles
  • Matemáticas (20 min)
  • Recuerda en imágenes (10 min)
  • Música y canto (20 min)
Jueves
  • Inglés (20 min)
  • Recreo (10 min)
  • Félix, el amigo de los animales (20 min)
Viernes
  • Religión (20 min)
  • Lecturas para todos (10 min)
  • Dibujo y pintura (20 min)
Sábado 
  • Naturaleza y vida social (20 min)
  • Nuevas noticias (10 min)
  • Educación física y deporte (20 min)


2 comentarios:

  1. Excelente entrada, muy documentada. A ver si así algunos dejan de decir eso de que la televisión matinal se inventó a finales de los 80...

    ResponderEliminar
  2. Me encantaba el programa, son los primeros recuerdos que tengo, con 3 añitos y unas coletitas que me hacía mi madre. Este programa junto con "La casa del reloj" y "Antena infantil" eran mi entretenimiento, junto con la radio, especialmente programas omnibus de un montón de horas y novelas que escuchaba con mi hermana. Jejej. Igualito que ahora.

    ResponderEliminar