25 de noviembre de 2015

50 años de Teleprograma: 1981



Aquel otoño se hizo verano en TVE y Antonio Ferrandis con su veraniego personaje se disfrazó del personaje invernal por antonomasia. Una mezcla de estaciones que no impidieron que Verano azul se convirtiese en la serie del año (2 premios de TP incluídos). Mercero volvió a dar en el clavo una década después de Crónicas del pueblo con nuevamente historias para todos los públicos que calaron hondo. La muerte de Chanquete aún es a día de hoy uno de los momentazos televisivos más recordados de la historia de nuestra televisión. 


La otra ficción nacional del año fue Cervantes, estrenada el 19 de abril, que vino casi a "sustituir" a Don Quijote de la Mancha, que había finalizado el 11 de abril. Se trataba de una serie mucho más ambiciosa que Fortunata y Jacinta, la gran serie del año anterior. La serie empezó a escribirse en 1977 y por ella pasaron doscientos actores por cien escenarios, a los que habría que añadir los cerca de 3000 extras. Todos ellos encabezados por Julián Mateos como el manco de Lepanto. 



Series extranjeras

Como siempre la ficción extranjera vino una vez más muy cargada. Quizás como respuesta al Cervantes español se pudo ver Will Shakespeare, que tenía a Tim Curry como el joven escritor. Cada uno de los capítulos se centraba en la escritura de una de sus obras. La miniserie tenía hasta canciones. 


Se podría decir que la gran mayoría de las series que más se recuerdan entre las que se estrenaron aquel año se vieron en el segundo canal. Llegó Arriba y abajo, con una década de retraso con respecto a su país de origen. Las aventuras de El increíble Hulk también sorprendieron, mientras que el humor vino con El show de Benny Hill

Infantiles en 1981

Los niños se preparaban para el Mundial de Fútbol del año siguiente y TVE les ofrecía un par de series a final de año para ir abriendo boca a lo que venía. Sport Billy y Fútbol en Acción se repartieron las sobremesas del fin de semana. Billy era la mascota de la FIFA, mientras que Naranjito fue la mascota del Mundial de España. 


Un año más, Torrebruno estrenaba programa y en esta ocasión se hacía acompañar de dos presentadoras: Mayra Gómez Kemp y Rosa María Otero. Las mañanas de los sábados seguían siendo suyas, ahora con Sabadabadá que añadía a su título las horas en las que se emitía. En las dos horas de programa había hueco para todo, hasta para tigres y leones. 


Otros programas para niños fueron El loco mundo de los payasos donde Miliki y compañía seguían siendo los mejores amigos de los niños durante tantos años. Y como novedad también llegó volando La cometa blanca. Era un programa ideado por Lolo Rico que poco más tarde nos traería La bola de cristal.


Programas

Y para los mayores, más programas, como Bla Bla Bla, que inauguró la moda de los cotilleos televisivos. Presentado por Marisa Abad y Jesús María Amilibia, en el programa conocíamos la vida privada de los famosos.



Para celebrar el 25 aniversario de TVE, durante una semana se emitió un programa especial durante una semana cada noche. El programa llamado Los primeros veinticinco años de TVE tuvo los siguientes contenidos cada día. 






TP también dedicó un número a celebrar esta efemérides como aquí recordamos.

Carmen Maura debutó como presentadora de la mano de Fernando García Tola en Esta noche. Entrevistas y actuaciones musicales se sucedieron en el plató del programa donde se popularizó la frase "Nena, tú vales mucho". 

Jesús Hermida dejó los informativos para hacerse cargo de Su turno, un programa de debate en el que se trataron los temas más variados. Teleprograma recogía en una de sus páginas en color al año siguiente unas fotografías de un programa-ensayo que se hizo pero que no se emitió y en el que participaron multitud de rostros famosos como Pedro Ruiz, Forges, Alfredo Amestoy, Rosa Maria Mateo, Carmen Sarmiento... entre otros. 


Otro de los grandes acontecimientos del año fue el 23-F. El intento de golpe de estado paralizó al país y convirtió a la televisión en una herramienta útil para la información al minuto. TP le dio muy buena nota a TVE por la cobertura en su editorial.


Los informativos ganaron en popularidad, como el que hacían al alimón Victoria Prego y Joaquín Arozamena. Por Al cierre, ambos ganaron el premio de TP como mejores presentadores. El año tuvo otro acontecimiento especial con el enlace matrimonial de Carlos y Diana el 29 de julio. TVE dedicó toda su mañana al evento.

El cine de 1981

Dos ciclos ocuparon las portadas de TP este año, uno dedicado a Cary Grant y otro para Katharine Hepburn, ella a punto de ganar su cuarto Oscar y él ya retirado del cine desde hacía 15 años. Ambos habían tenido ya un ciclo (y también portada) diez años antes.




También tuvieron su propio homenaje en forma de ciclo grandes del séptimo arte como ´François Truffaut, Pepe Isbert o Harold Lloyd. El cine mudo también vino de la mano de películas dentro del ciclo "Ingenuas y perversas del cine mudo" que incluyó grandes clásicos.

Además, Chicho Ibáñez Serrador eligió varias de sus películas de terror preferidas para emitir dentro del ciclo Mis terrores favoritos, un programa que incluía una peculiar presentación por parte del realizador. Hubo una segunda etapa en 1994 con nuevas películas.


Entre las películas destacadas del año se encuentran los muy recientes estrenos de "Cabaret" (1972), "El último hombre vivo" (1971) o incluso "La bestia del reino" (1977)

Así era TP en 1981

En enero se puso punto y final a 15 años de relación de la revista con las fotonovelas. Con la nueva década el género empezaba a languidecer y las telenovelas estaban a punto de triunfar. El capítulo 19 puso el punto y final a "Una chica de provincias" (cedida por la revista Lunela) que contaba la historia de amor de Estefanía y Sandro. Un desenlace final puso la puntilla a las fotonovelas de TP, que no sólo eran románticas, también hubo policiacas, suspense, terror y aventuras. 


En abril llegó la celebración del 15º aniversario, y aparte de un reportaje especial recordando la primera programación que mostró TP en su número 1 (como se ve en este post), la revista quiso obsequiar a sus lectores con premios a través de un concurso. Ocón de Oro propuso durante unas semanas acertijos con los que se podían ganar juegos infantiles, libros de pasatiempos o tarjetas postales con la historia del ferrocarril.

La solución: Estudio 1

El mismísimo Pedro Ocón de Oro se encargó de elegir las papeletas ganadoras en uno de los sorteos. 


Durante el verano, las páginas de pasatiempos se ampliaron con "Pasatiempos refrescantes" que añadían nuevos formatos a los ya conocidos en los últimos años. 


La nota triste que nos encontramos en las páginas de TP de este año es el fallecimiento el 8 de septiembre de Alfonso Sánchez a los 70 años de edad. Con él también desaparecía de la programación el mítico programa Revista de cine. TP le recordaba con esta bonita despedida. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario