13 de noviembre de 2015

50 años de Teleprograma:1978


Este año Fernando García Tola tuvo la idea de unir en un mismo programa de entrevistas y variedades a dos presentadores de dos caracteres muy diferentes. Isabel Tenaille ya llevaba unos cuantos años en TVE en diversos programas y le dio a Dos por dos el tono pausado, mientras que al casi debutante Mercedes Milá ponía el aspecto más "agresivo" con el invitado. A pesar de seguir el formato del exitoso Estudio Abierto el experimento duró poco en pantalla. Tras esto, la Tenaille pronto se reubicó en informativos, mientras que hubo que esperar al 82 para volver a tener un nuevo programa de Mercedes. Ambas hablaban de su compañera de presentación en un reportaje del NO-DO.


Entre las novedades musicales del año nos encontramos con dos programas ubicados en polos opuestos. En el lado tradicional se sitúa el Cantares de Lauren Postigo, que cada viernes, con la dura misión de sustituir al Un, dos, tres, invitaba a El Corral de la Pacheca a un personaje destacado del mundo de la copla. Durante una hora se hacía un monográfico alrededor de esa estrella del cante con canciones y entrevista. Por allí pasaron Juanito Valderrama, Lola Flores, Rocío Jurado, Rafael Farina, Juanita Reina, entre otros... Toda una joya para los amantes de la copla.


Para la juventud llegó Aplauso y tuvo bastante más éxito. Mientras Cantares no sobrevivió a 1978, la revista musical estuvo en antena hasta 1983. José Luis Uribarri fue el artífice del programa y lo presentó en un principio, pero pronto lo dejó en manos de Isabel Borondo, Silvia Tortosa, Eva Gloria o José Luis Fradejas con su sección "La juventud baila". La música pop no fue tan bien tratada en TVE como en este programa aquel año. El documental Historia de la música pop se emitió a trompicones en distintos horarios y con parones, con emisiones sueltas... así lo explicaba una página de programación de TP.


Dos clásicos de la casa nos trajeron nuevos programas. José María Íñigo cambiaba las noches por las tardes con un programa que cubria toda la tarde del domingo. Durante 4 horas, Fantástico heredaba el formato contenedor de Siempre en domingo o Tarde para todos con música, entrevistas, concursos y variadas secciones para entretener las aburridas tardes del domingo. 

Mientras, Alfredo Amestoy realizó una docuserie que retrataba la realidad española de los últimos años a través de una familia: La España de los Botejara. El programa se estrenó en agosto y pasó un poco desapercibido. El formato del docudrama también fue la piedra fundamental de Vivir cada día que se estrenó a finales de este año y que se mantuvo durante una década con gran éxito y varios premios de TP. 


El que volvía a TVE después de cuatro años fue Joaquín Prat con el concurso deportivo Destino Argentina, con motivo del Mundial de Fútbol en ese país. El programa pasó sin pena ni gloria, pero el presentador demostró sus dotes futboleras ante la cámara de la revista TP.





Series nacionales

La serie del año fue Cañas y barro (se llevó 3 premios de TP) y ya se ha dicho casi todo sobre ella. Pero también hubo premios internacionales para otra serie que puede parecer menor, pues se emitió dentro de Novela. El camino de Josefina Molina obtuvo el premio a la mejor dirección en el festival de TV de Praga por adaptar la obra de Delibes. En cinco capítulos con un reparto encabezado por Amparo Baró y Alicia Hermida se contaba la infancia de Daniel El Mochuelo en Cantabria. Novela desapareció de TVE a final de año como ya hemos contado en el blog

Tres capítulos de "El camino"

Menos conocida es El juglar y la reina que a lo largo de 13 episodios independientes que desentrañaban y mitificaban a personajes y hechos de nuestra historia que fueron cantados por el romancero, muy desaprovechado hasta el momento. 

También cabe destacar la adaptación en Estudio 1 de la obra de Ana Diosdado Los comuneros con Juan Diego en su reparto. Las páginas de TP (y portada) recogían el estreno en el programa teatral de La dama de las camelias, con las caras de Nuria Espert, Enric Majó, Rosa María Sardá... Se trataba de la versión escrita por Terencia Moix para Lletres catalanes (en el circuito catalán de TVE) un año antes, pero doblada al castellano. El propio Terenci se encargó de escribir el reportaje de cuatro páginas de TP. 



Series extranjeras

Starsky y Hutch fue la sensación de 1978 para los amantes de la acción trepidante, que se sumaba así a otros productos de corte similar como Baretta o La mujer policía. Paul Michael Glaser y David Soul (que tuvieron portadas individuales este año) acumularon una legión de fans. Las espectadoras (y espectadores) deseaban fervientemente comunicarse con sus ídolos. TP les echó una mano:



A pesar de eso, los votos del público en los premios de TP se repartieron entre otras dos series que venían del Reino Unido. La comedia Un hombre en casa se hizo enseguida popular gracias a su reparto principal (portadas individuales para Richard O'Sullivan y Sally Thomset) y a los secundarios: Los Roper, que tendrían su propia serie una vez terminada la original. Ambas series tuvieron su propio remake americano que se pudo ver más de una década después en Telecinco. 


Grandes relatos nos trajo los domingos la otra gran serie inglesa del año: Yo, Claudio, basada en las novelas de Robert Graves. Como anécdota, en una de las reposiciones, en 1980 TP dedicó un extenso reportaje a la serie romana pero a los pocos días de su publicación recibieron una carta de la hija del autor (que ya contaba 85 años de edad) corrigiendo una sentencia incluida en el artículo. La revista reprodujo la misiva en sus páginas: 


Infantiles en 1978

Este fue sin duda el año de Mazinger Z. Estrenada el 4 de marzo con la intención de seguir la estela de otros productos nipones, pero dejando a un lado el sentimentalismo. No se compraron para su emisión la totalidad de los capítulos de los que constaba la serie, pero aún así los niños pronto se aficionaron a las aventuras del robot. De repente, el 16 de septiembre en lugar de encontrarse con una nueva aventura de Mazinger, TVE ofrecía el primer capítulo de Orzowei. TP intentó avisar a los compradores más rápidos de la revista incluyendo dicho cambio de programación en su primera página. En el blog ya hablamos de la relación de Mazinger y TP.


Los padres en contra de la violencia también tuvieron la oportunidad de ponerle a sus hijos los capítulos de La abeja maya, que nada tenía que ver con la serie japonesa. 

El cine en la tele de 1978

A lo largo del año pudieron verse ciclos cinematográficos dedicados a Jean Gabin, Samuel Goldwyn, Eddie Cantor, Laurel y Hardy, Ronald Colman o Frank Capra, Varias películas se emitieron dentro del ciclo dedicado a la temática Mujeres, donde se pudieron ver "Laura" o "Niágara" entre otras. En la tónica de recuperar filmografías europeas este año pudieron verse algunos filmes procedentes de Yugoslavia. 

Elia Kazan también tuvo su hueco con la emisión de tres de sus grandes películas: "La ley del silencio", "Al este del Edén" y "Esplendor en la hierba", todas ellas en Sábado cine.

Las películas no estaban libres de cambios de última hora, pero a veces nos encontrábamos sorpresas cuando había que rellenar huecos de manera improvisada. Nada menos que John Travolta (muy de moda gracias a "Fiebre del sábado noche" y "Grease") era el protagonista de un telefilme que TVE usó para sustituir a un partido de fútbol. 


Diego Galán dirigió para TVE la serie documental Memorias del cine español, donde durante 16 programas se iba desgranando la historia de nuestro cine desde diferentes aspectos.

Las páginas de programación de TP seguían reservando mucho espacio para el cine como bien demuestran estas dos páginas con hasta ¡cuatro fotografías! de un telefilme emitido en Sábado cine



Así era TP en 1978

Pocas novedades durante este año. Lo que más triunfó fueron los recortables con todos los personajes de Mazinger Z que la revista fue ofreciendo incluso con la serie ya fuera de la programación.


El Mundial de Fútbol sirvió para hacer un número extra sin precedentes (quizás entrenando de cara al Mundial'82). Un amplio cuadernillo central a todo color de 36 páginas (50% publicidad) escrito por el propio director de la revista hizo un repaso por el camino hacia la cita futbolística de nuestra selección, a la que había faltado en las dos últimas ediciones. A esto había que añadirle el reportaje de 7 páginas que recordaba la historia de los 10 mundiales de fútbol celebrados anteriormente. La edición de Barcelona o Madrid que incluía además el cuadernillo con la cartelera puede considerarse el número de más grosor de la revista en su historia. Igual que se hizo con los números Extra de repaso a la tele del año, este número costaba un duro más. 


Y hablando del número Extra de resumen del año, esta vez, el reportaje de Baget-Herms no ocupó el cuadernillo central en color y tuvo que conformarse con las páginas finales de la revista en blanco y negro. El color se reservó para un reportaje especial llamado "Telemitos 78" que recordó a todos aquellos que habían generado un fenómeno fan durante el año. A lo largo de sus 36 páginas (como siempre con los especiales en color la mitad era publicidad) se recordaron a todos los personajes de Un hombre en casa, a Baretta, a Mazinger Z, Orzowei e incluso a John Travolta.


Además como regalo navideño para los fans de Starsky y Hutch, había un poster central autografiado por ambos actores. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario