7 de diciembre de 2015

50 años de Teleprograma: 1985





1985 fue el año de la invasión. Multitud de lagartos con aspecto humano se apoderaron de grandes ciudades encabezados por Diana (Jane Badler). En el lado opuesto se encontraba la Resistencia cuyos líderes eran Mike Donovan y Juliet Parish. V causó sensación entre los más jóvenes, ávidos de cualquier tipo de merchandising que se pudiese conseguir. Eso es algo que hizo Tele Indiscreta en su lanzamiento a principios de año, regalando multitud de posters, pegatinas, etc... cosa que Teleprograma desaprovechó. La revista rival alcanzó el millón de ejemplares y se hizo enseguida popular, pero pasado un año los números se redujeron bastante devolviendo a TP al liderato de las revistas de televisión. 


Otro fenómeno pero para otro tipo de público fue Falcon Crest, que añadía una nueva familia millonaria a las que ya teníamos en la tele como los Ewing o los Carrington. Angela Channing se sumó a la lista de grandes malos televisivos pero con el aliciente de tratarse de la ex-esposa del presidente estadounidense de aquella década: Ronald Reagan. 



Mientras, TV3 había empezado a emitir Dallas, que TVE se había negado a comprar. Coincidiendo con el lanzamiento del suplemento a todo color con la programación del canal catalán la revista dedicó por primera vez una portada a algo que no se emitía en TVE. Larry Hagman y Linda Gray posaban sonrientes en ella, aparte también se incluía un extenso reportaje sobre su éxito internacional. 


En verano llegaron otras dos series que aún hoy en día siguen dejando su huella nostálgica y que propician incluso remakes o versiones cinematográficas ya en este siglo. Poco más se puede decir de El equipo A y El coche fantástico. Ambas fueron muy populares en la segunda mitad de los años 80 y tuvieron una segunda vida en Antena 3 a principios de los 90. David Hasselhoff consiguió sobrevivir al fenómeno de KITT reinventándose en la década siguiente como "vigilante de la playa", en cambio los componentes del equipo A no consiguieron desprenderse de sus personajes y ya no volvieron a tener más éxitos televisivos. 

La que sí sobrevivió a su papelito en El equipo A fue Ana Obregón quien por ejemplo, tras aquello se convirtió en la persona que más veces ha aparecido en la portada de TP. 



Las series de época de gran calidad procedían del Reino Unido. Este año llegó a nuestras pantallas La joya de la corona centrada en los últimos años de dominio inglés sobre la India. El reparto estaba encabezado por la veterana actriz Peggy Ashcroft, quien había ganado ese mismo año un Oscar por una película de corte similar (Pasaje a la India).


Series nacionales

Los pazos de Ulloa fue la serie del año, a pesar de haber llegado casi al final. Supuso un nuevo reconocimiento para Charo López pero también para el resto del estupendo reparto que incluía a Victoria Abril, José Luis Gómez o el italiano Omero Antonutti. Rodada en tierras gallegas adaptaba dos novelas de Emilia Pardo Bazán.


Un reparto también impresionante pero en capítulos independientes fue el de La huella del crimenLa historia de un país es también la historia de sus crímenes, y de aquellos crímenes que dejaron huella, así rezaba su truculenta cabecera. En esta primera etapa se narraron 6 casos reales de la crónica negra española. Sancho Gracia, Fernando Guillén, Carmen Maura o Terele Pávez fueron algunos de estos primeros asesinos retratados. Hubo dos etapas más en las décadas posteriores (1991 y 2009) con un total de 9 nuevos casos. 



También se basó en crímenes reales Página de sucesos, otra de las series de 1985 de la que ya hablamos en el blog

Dejando a un lado esta España tan oscura nos llegó una comedia que intentaba seguir el estilo de las sitcoms americanas. Platos rotos era el retrato de tres generaciones de mujeres (María José Alfonso, Luisa Sala y Yolanda Ventura) que vivían juntas. En el reparto también destacaba Verónica Forqué como su vecina. Las cuatro se presentaban en la cabecera de la serie.



Sin pena ni gloria pasó la biografía de Goya interpretada por Enric Majó que ofreció TVE. 

Programas de 1985

Si este año comenzaba con un sonoro Viva 85 presentado por Concha Velasco, el anterior terminaba en el UHF con un programa de curioso título en el que se recordaron actuaciones destacables del año que terminaba presentado por estrellas de la segunda cadena: Muera 84.


El director de este programa, Carlos Tena volvió a intentarlo en 1985 con un nuevo programa musical, ahora con un título impronunciable: Auambabuluba balambambú.

Por fin, un concurso lograba popularizarse bastante como para intentar hacerle sombra al todopoderoso Un, dos, tres. Y su presentador sigue siendo un mito hoy en día en el mundo de los concursos. Jordi Hurtado presentó Si lo sé, no vengo siendo el "enterao" como decían sus créditos. También presentaba Virginia Mataix y la voz en off corría a cargo de Juanjo Cardenal con aquello de "¡Atención pregunta!" en un concurso desenfrenado en el que no paraban de ocurrir cosas. Se emitió hasta 1988.


Tras terminar su cuarta etapa, el programa de Chicho dejó su hueco en los estudios Roma a su programa sustituto: Como Pedro por su casa en el que Pedro Ruiz dio rienda suelta a su humor, pero también había espacio para entrevistas y actuaciones musicales. 



Los estudios Roma serían vendidos al año siguiente a Berlusconi que los utilizaría en los inicios de Telecinco. Así retrató TP esta venta. 



En 1985 se produjo el estreno de un vanguardista programa que ha llegado a nuestros días. Se trata de Metrópolis que daba cobertura a las corrientes artísticas de moda, a la videocreación, etc... En aquel año se podían ver cosas tan experimentales como esta: 


La tele de los niños

1985 no tuvo nuevos programas destacables para los niños pero sí muchas series que a día de hoy siguen siendo inolvidables. La gran mayoría llegaron en la sobremesa del fin de semana, como era tradición. En ese hueco pudieron verse este año: La pequeña Lulú, Inspector Gadget, Heathcliff y Marmaduke, Dragones y Mazmorras y David el Gnomo, que llegaba el 26 de octubre.  




Un día después de David el gnomo se estrenaron otra dos series en la tarde del domingo, que también tenían programación para los más peques en los dos canales. En el primer canal se pudo ver por primera vez Pumuki que mezclaba imagen real con un dibujo animado. 


Unos minutos más tarde, pero cambiando de canal nos encontramos con unas nuevas marionetas de Jim Henson que se sumaban a las ya triunfantes en días laborables de Barrio Sésamo. En Fraguel Rock convivían varios tipos de criaturas: los Fraguel, los Curris, los Goris o la Montaña de Basura. Las canciones poblaban cada capítulo de esta serie que también tenía un personaje real, Doc. 


Aparte de las animaciones de distinto tipo también llegó una misteriosa serie para jóvenes llamada Chocky. Desde el Reino Unido nos llegó la historia de Matthew, un niño al que se le mete en su mente un etéreo extraterrestre.




El cine de 1985

El impacto del año vino de la mano del Cine de medianoche que empezó a emitirse el 17 de mayo con la película "Deliverance". De este largo ciclo que emitía películas no permisivas en otros horarios ya hablamos en el blog



El resto de ciclos se dedicaron a personalidades como Roberto Rossellini, Preston Sturges, Truffaut y Audrey Hepburn. También muchas nacionalidades tuvieron su dedicatoria como Suiza, Polonia, Francia o Argentina. Alemania se vio representada a través de musicales clásicos en un ciclo. 

La clave era definitivamente cancelada en Navidad recién cumplidos los 400 programas con uno dedicado al Vaticano con la película "Un hombre para la eternidad". 



Películas memorables nos llegaron sobre todo en Navidad, causando gran sensación el estreno de "Superman" a principios de año o "Aterriza como puedas" y "Grease" a finales. 

También pasó a la historia de la televisión la emisión el segundo día del año de "Caravana de mujeres" dentro del ciclo de William A. Wellman pues inspiró a los vecinos de Plan para convocar a mujeres en su pueblo con la intención de repoblarlo. 


Así era TP en 1985

En junio Teleprograma alcanzó su número 1000 por el que ofreció una portada muy especial acompañada de un suplemento central recordando su historia como recordamos AQUÍ

Los cambios en la revista durante este año vinieron dados por la desaparición de Supertele+Video, revista hermana que había competido en los kioskos desde 1979 y que acabó siendo absorbida por TP. De ella hablamos más a fondo en el blog AQUÍ

La primera de las novedades llegó en el número 992, heredando la sección Supervideo de aquella revista tal y como había sido, tanto gráficamente como en contenidos. 


El "Buzón del videoadicto" se convirtió en una sección fija de la revista acompañando a reportajes sobre tecnología de aparatos de video o videocámaras. 


También se hacía un recorrido por los vídeos que se podían comprar en las tiendas así como las películas que era imprescindible grabar para atesorar una filmoteca impresionante en casa. 


Un mes después la edición catalana amplió de manera contundente su suplemento de programación. 32 páginas (sin casi publicidad) a todo color que contrastaba con el tricolor de la programación de TVE. Incluía reportajes sobre las estrellas de la cadena y sus programas. Aquel 25 de julio nacía también la Televisión de Galicia que no tendría su programación en TP hasta el año siguiente. AQUÍ reproducimos íntegro un suplemento TV3 de esta etapa (concretamente uno con reportaje de Doctor Who)



Supertele también le dio a Teleprograma sus páginas de recomendaciones de la semana, copiándola tal cual. Hasta el momento iba todo mezclado tan sólo separado por días. 


En el número 1019 (mediados de octubre), la revista sufrió una nueva renovación, modernizando un poco su diseño y grafismo. Una de las secciones afectadas fue la de recomendaciones que acabamos de ver. Si bien se mantenía el formato, sí cambiaron los colores y grafismos. 


Este fue el cambio que se encontraron los lectores de la revista en la primera página de una semana para otra:


También desapareció por fin, tras dos décadas con el mismo diseño las tradicionales páginas de programación, que hasta entonces eran así:


Desde aquella semana mostraban la fecha en rojo, con letras grandes, desaparecían los recuadros de asteriscos rojos y se sustituían por fondos rosados. 


En esta nueva etapa, TP hizo un nuevo lanzamiento editorial en los kioskos con un "TP especial" dedicado a pasatiempos. De mayor tamaño y mayor precio, por lo visto era el mejor regalo para las fiestas navideñas. 


Para terminar hojeamos aquel número 1019 donde se cambió un poco el formato de la revista. 


2 comentarios:

  1. ¿Qué eran los televisores ITT?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se trata de una marca comercial de televisores de la época.

      Eliminar