10 de enero de 2016

50 Años de Teleprograma: 1991




En 1991 Teleprograma llegó a sus bodas de plata y lo celebró publicando un suplemento especial de 132 páginas a modo de librito para conmemorar dicho aniversario. La celebración llegó un par de meses más tarde, en junio. Puedes ver como era este especial por dentro AQUÍ


El año empezaba con la noticia de la entrada en el libro Guinness de los Records al ser la revista española de mayor tirada, con un total de 1.359.335 ejemplares.


Otro libro en el que también apareció Teleprograma fue "Mi mundo y yo", un libro de aprendizaje de español para niños franceses. Porque, ¿cuántos niños españoles aprendieron antes a leer con TP que en la escuela?


Muy poquitas novedades en la revista a lo largo de este año. Tuvimos el regreso de la sección de video tras algunos meses aunque en esta ocasión sólo una página con 6 estrenos en ese formato.


La mejor amiga de los niños, Miriam Díaz Aroca cerró en marzo su Cajón desastre y antes de embarcarse en otoño en el nuevo Un, dos, tres tuvo su propia sección en TP. En "Línea Directa con Miriam" la presentadora respondía a las preguntas de los jóvenes. Fueron sólo 9 semanas, pero por allí desfilaron todo tipo de preguntas, mayormente dedicadas a conocer los gustos, aficciones y todo lo que pudiera interesar de la vida de la cantante así como su carrera en aquel momento en pleno lanzamiento musical y rodaje con Almodóvar. Aunque también hubo hueco para una madre que pedía la dirección de José Luis Perales o un militar de 19 años enamorado de la presentadora. 


Otro cambio llegó con el año nuevo. Orión abandonaba los horóscopos de la revista, donde había estado desde el principio para dejar paso a la astróloga Guiomar Eguillor, así como un ligero cambio de imagen a la sección. Ya a partir diciembre los horóscopos correrían a cargo de Pedro Sanmillán. 



Otro de los cambios estuvo en las páginas de cartelera de Madrid y Barcelona que cambiaba su diseño.  Te reproducimos uno completo AQUÍ.




Y la revista se llenó de concursos para participar con los programas televisivos. Primero fue el TP Fruta de Vip Noche, que posteriormente heredaría el programa veraniego Desde Palma con amor. Durante 20 semanas una fruta diferente aparecía en la portada acompañada de un número. Se podía ganar con esto un millón de pesetas semanal. 


Ya en otoño este juego fue sustituido por la TP Tarjeta de El precio justo. Su combinación ganadora en este caso estaba relacionada con los números que colgaban del cuello de los concursantes del programa. 


Yvonne Reyes nos anunciaba en esta promo el concurso en el que se podían ganar dos millones de pesetas. 



Un concurso menor fue el que animaba a unir los puntos de unos dibujos y colorearlo de la manera más original a cambio de una bicicleta de montaña.


Y hablando de Pasatiempos, en Navidad la revista volvió a sacar un suplemento especial de estos juegos, pero ya no se trataba de algo que había que pagar aparte sino que venía de "regalo" con la revista que costaba un poquito más. 


Y un leve cambio, en esta ocasión en las carátulas. Por primera vez hubo una carátula para una serie (Requiem por Granada) y se cambió la palabra Video de la carátula por Película o Serie dependiendo de su contenido. Pero series hubo pocas, poquísimas. 


Como se puede apreciar en la carátula no acertaron en los nombres de los intérpretes de la miniserie por lo que a la semana siguiente hubo que corregirlo. Como se ve la autocorrección no es solo un mal de los smartphones.


También de este 1991 se puede recordar aquel TP en el que algunas páginas carecían del logotipo de sus canales por la ausencia de color, por lo que tocaba adivinar a qué canal pertenecía cada programa. 


 Y la gala de Los mejores de TP por fin se podía ver por televisión. Telecinco fue la encargada de emitir el evento presentado por Emilio Aragón y Paloma Lago. Dicho programa ocupó una página entera de la parrilla televisiva, cosa que no ocurría desde los años 80.


La tele de 1991

El año empezó con el cambio de nombre de TVE-2 que empezó a ser conocida como La 2, aunque en las páginas de TP figuraba como 2-TVE. Durante unos meses, aparecieron en la revista unos cuantos anuncios promocionando la nueva imagen del canal destinado ahora a una inmensa minoría. 



Tele5 empezó a ganarle terreno a TVE a base de espectáculo y grandes series y se promocionaban como la pantalla amiga dando a conocer sus parrillas de una manera muy colorista en el Televerano o el Otoño amigo. 


Antena 3 en cambio no empezó fuerte su andadura y es a partir de este año cuando empieza a dar sus primeros frutos. Esta cadena también entraba en la guerra de la contraprogramación cambiando a última hora los programas y películas anunciadas por lo que en ocasiones nos encontramos con cosas como esta: 




Mientras las televisiones autonómicas unen esfuerzos y hacen programas comunes como el Ole tus videos presentado por Rosa María Sardá siguiendo la fiebre de los videos domésticos. 


Los programas de 1991

Las cadenas nacionales también tuvieron sus programas de éxito. Julia Otero se bajó de La luna para presentar un programa de entrevistas y tertulia llamado La ronda. Por allí pasó todo tipo de personajes que repasa este resumen. 


Al regreso del concurso estrella de TVE con nuevos presentadores hay que sumarle el estreno de Cifras y letras que formaría parte del nuevo rumbo de La2. El ente robó a Elisenda Roca de Antena 3 para presentar este concurso que aún hoy se emite en algunas televisiones autonómicas. Su hueco en Los segundos cuentan lo cubrió Lydia Bosch. 


El que triunfaría en La2 años después sería Jordi Hurtado quien este año presentaba Pictionary en TVE-1 trasladando el juego de mesa a la tele. En nuestro youtube recuperamos la sintonía de aquel concurso. 


Y aprovechando la fama del juego TP regaló 100 Pictionary entre los lectores que adivinasen el dibujo que proponían. 


Otros concursos que se pudieron ver este año fueron Vivan los novios, El Supertren, El rescate del talismán o Locos por la tele, que recordaba con aire nostálgico el archivo de TVE con ficción incluida. En su primer programa pudimos ver a un joven Santiago Segura, de profesión concursante por aquella época. 


El 3D volvió a TVE momentáneamente en verano con el programa Caliente presentado por Ana Obregón, Fofito y Rody. Entre las actuaciones musicales se podían ver algunas imágenes grabadas en este sistema con las gafas bicolores. 



Si por algo destacan la mayoría de los programas de 1991 es por tener unos presentadores poco comunes que nunca antes se habían visto en tal tesitura y que no siempre repitieron a posteriori. Hagamos un listado:

Por triplicado se juntaron las chicas Almodóvar Loles León, Rossy de Palma y la ya experimentada Bibi Andersen para presentar Estress en La2.



Carmen Sevilla se puso al frente del Telecupón y Mari Carmen y sus muñecos presentaron Humor 5 estrellas antes de ser fichadas por TVE.

Chabeli Iglesias presentó un programa veraniego desde Miami llamado Al sol con Chabeli



También en verano la actriz Jeanette Rodríguez y Jesús Gil presentaron el programa Las noches de Tal y Tal a mayor gloria del alcalde de Marbella. 


La cantante Vicky Larraz presentó un programa de entrevistas llamado De carne y hueso


Y la taekwondista Coral Bistuer introducía las películas de artes marciales en Cinturón negro, donde también tenían cabida exhibiciones de estos deportes. 



El programa que se despedía este año, tras 7 de emisión era Jazz entre amigos que hizo conocer más a fondo este género musical a los españoles. 


Los infantiles de 1991

La programación infantil de TVE pasó a engrosar la parrilla de su renovado segundo canal con Dibuja-2, aunque en las tardes de la Primera se podían seguir viendo series animadas (o no) para los más jóvenes así como los concursos Juega con nosotros. 


Por su parte la otrora estrella infantil de TVE, Leticia Sabater, fichó por Telecinco para dar alegría al desayuno y al mediodía.

Entre las series animadas que conocimos este año se encuentra Alfred J. Kwak, que trataba temas muy adultos. 



Steven Spielberg nos trajo a los Tiny Toon, que no eran otros que los alumnos de la Universidad Acme donde impartían sus clases Bugs Bunny y compañía. 



Series extranjeras

La serie extranjera que más dio que hablar este año fue Twin Peaks. Estrenada en noviembre del año anterior, enseguida quisimos saber quién era el asesino de Laura Palmer. TP y Telecinco hicieron todo lo posible para ayudarnos gráficamente a no perdernos detalle de ningún personaje, pues cualquiera podía ser el culpable. 



Pero TP no pudo reprimirse y contó en sus páginas de quién se trataba la misma semana en que se emitía dicho episodio, el 28 de marzo. Hoy en día esta información en cualquier medio de comunicación hubiese supuesto una caída de ventas espectacular, porque hubiese sido considerado un spoiler (y de los gordos).


Hace 25 años se estrenaba Los Simpson en La2, dentro del programa Estress. Ocurría el 23 de enero. Pero el domingo anterior TVE-1 emitió un reportaje presentando a la popular familia amarilla. Su emisión a las 11 de la noche supuso un momento histórico en nuestra tele pues nunca antes se había emitido una serie animada en horario nocturno. Esta práctica era más que habitual en Estados Unidos desde el estreno de Los Picapiedra en 1960. Pronto se independizó la serie del programa que le vio nacer y prosiguió su andadura una vez terminado este. 



Antena 3 empezó a destacar en el campo de las sitcoms que estrenaba con títulos como Cosas de casa, El príncipe de Bel Air o Salvados por la campana. También "robó" a TVE su serial matinal Santa Bárbara comprando 1000 capítulos nuevos y haría lo mismo muy pronto con una serie que estrenaba la primera cadena sin destacar mucho titulada Los vigilantes de la playa.

Otro "robo" a TVE, esta vez por parte de Telecinco fue Cheers, que la cadena anunció como uno de sus grandes estrenos para el otoño. 


Las telenovelas siguieron proliferando como setas. Se pusieron de moda aquellas telenovelas con los nombres de sus protagonistas en el título (Manuela, María María, Inés Duarte secretaria...) pero sobre todo aquellas que eran piedras preciosas: Rubí o Topacio.


Telecinco también nos dio la oportunidad de ver las películas de El padrino por primera vez a nivel nacional (a donde llegase su señal) pero en formato de serie con el título La saga de El Padrino. Se trataba de un montaje cronológico de las dos primeras películas pues la tercera todavía se encontraba en salas comerciales en España desde abril. 


Series nacionales

Este fue el año de Farmacia de guardia. Mercero volvía a la televisión 5 años después de Turno de oficio con una sitcom que dio en el clavo. 


TVE también tuvo su comedia de éxito aquel otoño, pero en La2. Las Chicas de hoy en día protagonizadas por las desconocidas Diana Peñalver y Carmen Conesa rompieron moldes con su visión moderna de la sociedad. Su pegadiza canción se hizo muy popular. Se repuso al año siguiente en el primer canal. 


La tercera contendiente ese año de los TP de Oro de mejor serie nacional fue Requiem por Granada de la que ya hablamos más arriba. También se estrenó la serie de Vicente Aranda Los jinetes del alba y tuvimos una segunda etapa de La huella del crimen. Antena 3 apostó por hacer su propia telenovela para competir con las sudamericanas de las otras cadenas, eso sí, con participación argentina: El oro y el barro


Por su parte TVE-1 estrenó Taller mecánico, una sitcom que parecía hecha más de una década antes pero que le valió a su actor Antonio Ozores el premio de TP. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario