19 de enero de 2016

50 años de Teleprograma: 1992




1992 fue año olímpico, pero esta vez jugábamos en casa. Y TVE tiró la casa por la ventana para no perderse ni un momento de las retransmisiones. Así de sonrientes posaban los periodistas destacados en Barcelona para la portada de la revista. Además, esa semana por un precio extraordinario de 100 pesetas se incluía un suplemento con toda la información sobre los Juegos Olímpicos, que puedes ver AQUÍ



Pero los Juegos Olímpicos no fueron el único gran evento del año en nuestro país. Sevilla también se vistió de gala para recibir a la Expo'92. 



Todos los programas con contenidos relacionados con la Expo figuraban en las páginas de programación de la revista acompañados por la mascota de la misma: Curro. Lo mismo ocurria con los programas olímpicos, en este caso con Cobi. 



Concursos de TP

De puertas a fuera tuvimos la inauguración de EuroDisney en París. Por parte de TVE se encargaron de presentar su apertura Ricardo Fernández Deu y Francine Gálvez, ocupando la portada de la revista. Con este motivo TP propuso un concurso para que una familia asistiese a esta inauguración. Durante 4 semanas se hicieron 4 preguntas sobre el mundo Disney y entre todos los acertantes se hizo el sorteo. 


El precio justo e Yvonne Reyes estrenaron una nueva TP Tarjeta con diseño diferente que siguió repartiendo muchos más millones.



El bote de la TP Tarjeta dio muchas anécdotas con El precio justo. En una ocasión fueron cientos de ganadores en una semana, por lo que se tuvo que sortear entre todos el millón de pesetas. 


En cambio, otras semanas el premio se resistía a salir, acumulándose un bote de 14 millones de pesetas durante 7 semanas. Al final el premio se repartió entre tres ganadores. 


En otoño la TP Tarjeta se cambió de programa y ahora era el Un, dos, tres con Miriam comentando el juego. 


Otro de los concursos de TP permitía hacerse con los pins del Tour de Francia, que también se podían comprar por un asequible precio. 


Las líneas 903 se pusieron de moda y TP inició un concurso que se alargó durante más de dos años que consistía en una sopa de letras con mensaje oculto. Sólo se podía participar llamando al teléfono de marras. Posteriormente el juego se convertiría en un puzzle. 


Y no podían faltar los concursos para los más pequeños de unir puntos y pintar. El premio: un videojuego portátil. 


Así era TP en 1992

A pesar de que este año la revista tuvo muy pocas modificaciones gráficas, sí tuvo una que afectaba a los días de programación. En un intento de combatir la contraprogramación, en otoño la revista iba de sábado a viernes y no de lunes a viernes como había sido desde sus orígenes. 


Los estragos que la contraprogramación hacía en las páginas de TP se notaba por ejemplo en las páginas de películas. Tele5 anunciaba con retraso sus películas, por lo que había que ponerlas en una página aparte. En cambio Antena 3 sus películas del fin de semana las anunciaba incomprensible de manera alfabética, sin horarios. 


Además muchas veces nos encontrábamos películas que se habían anunciado varias veces, y así constaba en la programación. 


El suplemento cinematográfico de Madrid y Barcelona incluyó por primera vez color. Modificó su portada e incluso empezó a añadir reportajes sobre la película más destacada de cada semana. 




En primavera TP volvió a sacar un suplemento especial de pasatiempos conjuntamente con la revista al precio de 100 pesetas. 


La tele de 1992

Una de las series del año fue Sensación de vivir en Tele5 que consiguió hacerle sombra al mismísimo Un, dos, tres. Las cadenas empezaba a inundar las páginas de TP con anuncios de toda su programación y prácticamente todas las páginas de publicidad eran con estos contenidos. 


Los 903 también ocupaban muchas páginas, pero a veces hasta se anunciaban números internacionales con los que engañar a la gente ávida de contactar con sus ídolos, por ejemplo los de Beverly Hills. 


Los protagonistas de la serie tuvieron sus propios dobles en nuestro país, que se encargaron de presentar una nueva etapa de La quinta marcha. El programa incluía series tan juveniles como.... El gran Chaparral!!


De la prehistoria de la televisión también se recuperó Objetivo indiscreto. Ahora el programa de cámara oculta estaba presentado por Anabel Alonso y Antonio Resines (antes de pasarse a La Oficina). TP recordó la primera versión allá por los 60 con Simón Cabido. 


La programación infantil era uno de los platos fuertes de todas las cadenas y todas apostaban por ello. TP dedicó un reportaje a todas las series animadas que triunfaban aquel año. 


Para los mayores estaba Santa Bárbara, que Antena 3 no quería que nadie se lo perdiese. Así duplicó su horario, por la mañana y por la tarde en verano. 


Tras la cancelación de Con las manos en la masa llegaba un nuevo programa culinario, en esta ocasión de emisión diaria. Karlos Arguiñano nos presentaba deliciosas recetas en El menú de cada día. En verano, TP le dedicó un reportaje y el vasco cocinó dos recetas para la revista, que supusieron los dos primeros platos que se vieron en sus páginas, cosa que cambiaría a partir del año siguiente. 


Antena 3 abandonó su vieja imagen cambiando de logotipo. A esto se añadía gran cantidad de fichajes estelares para su nueva programación: Mercedes Milá, Pedro Ruiz, Jesús Hermida, Alfonso Arús, Pepe Navarro...



Otro de los fichajes del renovado canal fue el de Lola y Lolita Flores con mucho Sabor a Lolas

Antena 3 no era la única cadena que robaba presentadores a TVE, Tele5 contrataba a Concha Velasco para presentar algunos de sus programas estelares, como Queridos padres, la versión familiar de Su media naranja


Mientras TVE tiraba de gente que nunca se había visto en la tesitura de presentar un programa. Es el caso de Kim Manning y Fernando Carrillo que cogieron las riendas del programa El show de la una. El experimento duró poco y pronto fueron sustituidos. 




Ante tanta oferta y a pesar del nuevo eslogan de Antena 3 los españoles echaban mano cada vez más del mando a distancia. Y así lo reflejó TP en este reportaje. 


1 comentario:

  1. Pues oye. Si en 1992 cambiaron la distribución de los días de programación para poder ofrecer mejor la programación, ¿por qué no lo hacen en 2016? Por cierto que, como añadido, no sería mala solución lo que vemos en este post respecto a las películas de Antena 3 y Telecinco. Unas páginas que sean las ultimísimas en cerrarse y recojan las películas de las que se vayan enterando de las distintas cadenas, y poner siempre en las páginas de programación generalistas una leyenda que indique algo así como "más información de las películas en páginas tal y tal", aunque luego en Antena 3, Telecinco, laSexta y tal aparezca solo "cine". Al menos ganarían algo en precisión.

    ResponderEliminar