29 de marzo de 2016

50 años de Teleprograma: 2004-2009




Hemos repasado hasta ahora la historia de TP año a año, pero este periodo de 6 años lo tenemos que resumir en una misma entrada pues no poseemos material gráfico suficiente de esos años. Además los cambios dentro de la revista fueron realmente pocos. Algunos de esos cambios vinieron de la mano de los nuevos canales nacionales que modificaron las páginas de programación.

El 7 de noviembre de 2005 Canal+ dejaba su dial a Cuatroº, un nuevo canal que nacía con una programación muy alternativa incluyendo muchas series clásicas para alegría de los fans. 



Con cinco canales, las páginas de programación nacional de TP quedaban con la siguiente disposición, con las recomendaciones a la derecha, pero sólo de tres canales cada día. 


Con la llegada de La Sexta el 27 de marzo de 2006 nuevo cambio en estas páginas ya con nuevamente una recomendación por canal en sus seis columnas.


La programación de La Sexta apostaba mayormente por el humor desde un principio y también por las series extranjeras de estreno.


2006 trajo consigo un nuevo cambio de diseño del sumario en la primera página sin que ello afectase al resto de la revista. 


Ese mismo año TVE cumplía sus primeros 50 años de vida. Para celebrarlo, TP hizo una sección coleccionable semana a semana en el que se repasaba la historia de la televisión en España año a año. 


En 2008 llegó una renovación gráfica de la revista pero que no afectó a las páginas de programación.


La sección Gente TV incluyó los 5 programas más vistos que desaparecían del sumario. También había sitio para el Sube y Baja. Además la sección Hace 25 años crecía, añadiendo más texto y mostrando una portada mucho más grande. 


Seguían resumiéndose las series de la semana pero ahora teníamos hasta 5 páginas con sinopsis de todas ellas. Nacionales, extranjeras y telenovelas. 


La falta información sobre las películas que se emitían en las cadenas hizo desaparecer las fichas que se entregaban desde 1997, muy prácticas para pegar en las cintas VHS (formato ya muy desaparecido por estas fechas). En lugar de aquellas fichas cada semana se destacaban algunas de las películas que sí se conocían: la de Versión española, la de Cine de barrio y algunos títulos de canales TDT.


La página de humor se ampliaba conteniendo más chistes. Como novedad, las fotos de Planeta insólito.


La última página se reservó a recordar ganadores del premio de TP a lo largo de sus más de 35 años de existencia. Los ganadores, de todos los tiempos, contaban su experiencia a la revista. Durante un año y medio más de 70 personalidades televisivas se dejaron ver por esta página. La web de TP sigue teniendo dicha sección recogiendo aquellas declaraciones. Puedes verlo AQUÍ


Y ahora recordaremos algunos de los momentos televisivos del año a modo de resumen de lo que dieron de sí estos 6 años. 

Series nacionales

En 2004, Antonio Mercero estrenaba su última serie adaptando las historias de Manolito Gafotas de Elvira Lindo. Las dos actrices que interpretaron a Ala... Dina se convertían en vecinas en otra nueva serie de Antena 3: Mis adorables vecinos. Mientras en TVE se estrenaba Paco y Veva, una comedia salpicada con números musicales que se vio cancelada por el incendio de sus decorados. 

Primer capítulo de Paco y Veva

Tras su cancelación, en 2005 Hugo Silva fue uno de Los hombres de Paco en Antena 3. Por su parte, en Telecinco gustaron mucho los misterios de Motivos personales y las risas las puso Aída, spin off de Siete vidas. La 1 estrenaba su serial más exitoso: Amar en tiempos revueltos que se mantiene a día de hoy en Antena 3 con Amar es para siempre. Por su parte se despedía Ana y los siete envuelta en la polémica, pues los responsables querían continuar la serie sin Ana Obregón tras su boda. Se rodaron cuatro capítulos más que nunca se llegaron a ver. 


En este mismo año 2005 se estrenaba la primera serie creada exclusivamente para verse por teléfono móvil. Los interesados en ver cada capítulo de Supervillanos debía pagar 60 céntimos por los 3 minutos que duraba. En total eran 40 episodios encabezados por María Luisa Merlo. 


En 2006 Telecinco estrenó su nuevo serial de tardes, basado en la exitosa Yo soy Betty la fea. Y Yo soy Bea fue también todo un éxito poniendo la guinda con la transformación de su protagonista. Las Mujeres eran las grandes protagonistas de la serie de TVE de la productora de Almodóvar, que ganó muchos premios para sus actrices. Otra serie de gran calidad llegaba también a Telecinco a principios de año, pero no atrapó a la audiencia debido a la forma de emitirse en su cadena. Vientos de agua era una coproducción hispano-argentina con intérpretes de muchas nacionalidades narrando una historia de emigración de ida y vuelta. Posteriormente en su lanzamiento en DVD sí fue un éxito.

Primer capítulo de Vientos de agua

En 2007, tras la compra de parte de las acciones de la productora de Aquí no hay quien viva por Telecinco, la cadena estrenaba sus nuevos productos. La que se avecina reutilizaba gran parte del reparto de la serie anterior y prácticamente el mismo argumento y Escenas de matrimonio adaptaba las Matrimoniadas de los programas de José Luis Moreno en el access prime time. Tras el éxito del spin off Aída, Telecinco intentó hacer otro con una de sus series de cabecera: Hospital central. MIR se centraba en los médicos internos residentes dando sus primeros pasos en el hospital a la manera de Anatomía de Grey. Mientras, en Antena 3 triunfaban los misterios que ocultaban las paredes de El internado

Una cortinilla de Antena 3 con los protas de El internado

En 2008, Antena 3 añadió otra serie para delicia de los jóvenes. Física o química dio a conocer un amplio elenco de futuras estrellas juveniles. También muchos rostros juveniles nuevos se dieron cita en Sin tetas no hay paraíso que adaptaba nuevamente una telenovela sudamericana. Aquí la historia de amor de Catalina y el Duque levantó pasiones.


Desde 2009 empezaron a ponerse de moda los biopics de personalidades de nuestro país a manera de miniserie. Todo empezó con Marisol, Lola y Paquirri. María Pujalte se metía a investigadora en Los misterios de Laura, una serie de TVE que sería adaptada en Estados Unidos con el mismo título. Por su parte Gonzalo de Castro protagonizaba el remake de una serie británica en Doctor Mateo, un personaje fuera de su ámbito habitual con bonitos escenarios asturianos.


Series extranjeras

La cabecera de Doctor Mateo recordaba bastante a la de A dos metros bajo tierra, serie de HBO centrada en una funeraria que llegaba a mediados de década. 



Y durante la segunda mitad de la década nos fueron llegando las series más potentes de Estados Unidos. Una nueva forma de hacer televisión, con series que enganchaban capítulo a capítulo dejando a un lado las tramas autorresolutivas de cada episodio muy propias de las series procedimentales. Así pudimos ver Prison Break, 24, Dexter o, desde un tono (un poco) más amable, Mujeres desesperadas. Las comedias también tuvieron su representación con sitcoms como Cómo conocía a vuestra madre.

Pero si tenemos que destacar una serie de este periodo sería Perdidos, que se estrenó en TVE de manera un poco tímida pero generando una legión de fans. En 2009 Cuatro la recuperaría desde el capítulo 1 para enlazar con el final ya en 2010 con la emisión casi simultaneamente con Estados Unidos en la madrugada del 23 de mayo.



Programas

Este periodo se inició con el último regreso del Un, dos, tres. Y lo hacía con el subtítulo "A leer esta vez", pues cada semana el programa se dedicaba a un libro que se podía conseguir en los kioskos. El libro permitía además participar en el concurso de Chicho. El último presentador de este programa fue Luis Roderas (nombre que puso Chicho al desconocido por aquel entonces Luis Larrodera)


El programa desapareció de la tele por la puerta de atrás. El mundo de los concursos ahora estaba en manos de los reality shows. Los concursos puramente clásicos nos traían programas como Jeopardy con Carlos Sobera, un formato que llevaba 4 décadas en Estados Unidos pero que aún no conocíamos por aquí. Cuatroº en sus inicios destacó por sus originales concursos, uno de ellos era para los sabelotodo de televisión. En Yo soy el que más sabe de televisión del mundo, se buscaba precisamente eso, el que más sabía del tema. 


Mucho éxito tuvo Allá tú en Telecinco antes de la llegada de Pasapalabra, aunque en ese programa no había que tener ningún mérito para ganar. Simplemente elegir cajas. 

Tampoco se necesitaba una carrera universitaria para participar en los Call TV que proliferaron en las madrugadas de las cadenas privadas, algunos años después del polémico timo de TeleSierra. Juegos fáciles para que el espectador picase y llamase a unos carísimos números.



Más aptitudes había que tener para concursar en talent shows. Durante estos años pudimos ver Mira quien baila con bailarines famosos o Fama ¡A bailar! si se trataba de futuros bailarines, a la manera académica de Operación triunfo



Dentro del mundo de los realitys, había uno en que tenías que construir La casa de tu vida para convertirlo en el premio para el ganador. Otro tipo de edificaciones eran el escenario de otros realitys con famosos: El castillo de las mentes prodigiosas, La granja de los famosos, Esta cocina es un infierno...

También el amor formaba partes de concursos, aunque pocas veces o casi nunca dicho sentimiento triunfaba. Ejemplos son Granjero busca esposa, Estoy por ti,  o el eterno Mujeres y hombres y viceversa.



Y no todos los realitys los hacíamos en casa. Con algunos, las cadenas se iban a recorrer el mundo. Supervivientes aparte, en Cuatro destacaron Perdidos en la tribu y Pekín Express.



Pero como no hemos venido sólo a jugar, hubo mucha más tele que no eran concursos en esta etapa. Aunque la tele no dejó de viajar dentro de nuestras fronteras en España directo siempre pegados a la actualidad o con el estreno de Españoles por el mundo, que nos lleva a cada rincón del planeta en busca de nuestros compatriotas. Y La Sexta enviaba a personajes de la casa a interesantes lugares en Planeta Finito para vivir la experiencia del viaje con ellos. 



En 2008 TVE cambiaba su logotipo y 2 años antes celebraba sus bodas de oro. Lo hizo recuperando a Jesús Hermida para presentar un programa de recuerdo a su historia llamado La imagen de tu vida, que tuvo una continuación en La tele de tu vida



La nostalgia también formó parte de los títulos de varios programas. Peta Zetas, de José Corbacho, Carta de ajuste con José María Íñigo y Minerva Piquero en TVE o UHF, el late night de Antena 3 en 2004. 



Fue en 2005 cuando Antena 3 por fin consiguió arrebatarle el trono de los late night a Javier Sardá. Y fue Buenafuente con muchas dosis de humor la revelación del año. Crónicas marcianas desaparecía con la llegada del verano tras 8 años de andadura. El programa de Andreu propuso a uno de sus personajes para participar en Eurovision en 2008 y la cosa le salió bien pues Rodolfo Chikilicuatre viajó a Belgrado logrando el puesto 16 en el festival.

Así entró Buenafuente en la televisión nacional.

Otro cambio de trono se produjo en las mañanas. La reina hasta 2004, María Teresa Campos se cambió de Telecinco a Antena 3. Ana Rosa Quintana hacía el viaje contrario, pasándose además de las tardes a las matinales. Al final, El programa de Ana Rosa venció al Cada día de la Campos. Y ahí sigue triunfando 10 años después. 

El mundo del humor vivía la disolución de Cruz y Raya. José Mota después triunfaría en solitario. A la vez, llegaba a TVE un nuevo tipo de humor en Muchachada Nui con Joaquín Reyes y sus chicos. Cuatro intentó hacer la versión de Saturday Night Live, pero fracasó en el intento, ¿quizás por emitirse en jueves y no en sábado?



El mundo de los animales era el tema central de Pelopicopata en Antena 3. Animales también había en Cuatro en forma de hormigas en El hormiguero de Pablo Motos. En cambio Telecinco seguía anclado a su particular fauna en Sálvame. Pero para criticarles ya estaba Sé lo que hicisteis en La sexta.


Mercedes Milá escribía su Diario de... en Telecinco mientras que Samantha Villar necesitaba un total de 21 días para elaborar sus reportajes. En TVE sólo se necesitaban 59 segundos para debatir variados temas. De segundos a milenios, Íker Jiménez trasladaba su programa de radio a la tele en Cuarto Milenio indagando en los temas más misteriosos. Y la historia de milenios es la que repasaba Memoria de España donde hacíamos un viaje desde la prehistoria. 


Durante estos años el panorama televisivo aumentó con la llegada de la TDT que se fue implantando progresivamente hasta llegar al apagón analógico en nuestro país en marzo de 2010. Por su parte el mapa de las televisiones autonómicas se fue completando: 


  • 2005: IB3 (Illes Balears)
  • 2005: TPA (Asturias)
  • 2006: Aragón TV 
  • 2006: 7TV (Murcia)
  • 2007: Canal Extremadura
  • 2009: CyLTV (Castilla y León)



Ya para terminar, uno de los peores errores de TP durante esta etapa fue el poco interés por celebrar las efemérides. El número 2000 en el año 2004 llevó a su portada a los presentadores ¡sustitutos! de Aquí hay tomate, que para más inri repetirían justo un año después. En el interior, la celebración del segundo milenio se redujo a una única página. 


Más amplia fue la dedicación en 2006 con el 40 aniversario. Pero no mucha más. En la portada del número 2088 (con Amparo Baró en el final de Siete vidas) se hacía referencia al aniversario con la portada del número 1. Dentro encontrabamos 2 páginas con anécdotas, un poco de historia y este pequeño compendio de portadas. Pero este pequeño "especial" se queda pequeño si lo comparamos con el más amplio despliegue en el 40 aniversario de TVE diez años antes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario