12 de abril de 2016

50 años de Teleprograma: 2010-2016





La llegada de la nueva década supuso un cambio radical en la revista al cambiar por primera vez en 44 años su logotipo. Y los cambios del número 2318 también afectaron al grafismo y a la programación, entre otras cosas. 

Antes de ese gran cambio aún nos encontramos novedades como este concurso de preguntas de cultura general televisiva que aparecía al final de la revista durante gran parte de 2010.


2010 también fue el año del apagón analógico y los canales de TDT se implantaron de manera definitiva. Durante unos meses TP reservó un hueco para seis de esos canales acompañando a las cadenas nacionales. 


Los cambios gráficos de la revista ya se notaban desde el sumario que ahora figuraba de esta manera.


La sección Hace 25 años continuó en la revista hasta el año 2015 siendo la última portada recordada la número 1256 con Jesús Hermida en ella. Curiosamente el maestro de la televisión fallecería a la semana siguiente. 


Las páginas de programación cambiaban los colores de sus días por tercera vez en su historia. Quedando de la siguiente manera comparado con los colores de 1988 y 1993.


Las cadenas nacionales volvían a su formato habitual de los años anteriores, pasándose los canales TDT a sus propias páginas. 


La revista seleccionaba 11 de los canales de TDT y los ordenaba alfabéticamente. Además añadía un listado de otros canales posibles. Con los años, unos canales desaparecían, otros nacían y eso se reflejaba en estas páginas. La lista de otros canales acabaría desapareciendo con el tiempo.


Los canales de pago también cambiaron su formato al estilo de los de TDT, aunque dando cabida a un total de 16 canales. Con todos estos y las autonómicas (que mantenían el mismo formato) la revista anunciaba en su portada que incluía la programación de 50 canales.


Todas las secciones del final de la revista se adaptaron al nuevo grafismo, pero prácticamente todo siguió igual. En 2015 desaparecían las cartas y preguntas de los lectores tras 25 años y eran sustituidos por Sube y baja, El audímetro y los momentos televisivos de la semana.


Esta nueva etapa trajo una nueva sección retrospectiva. Aquellas series, escrita por David González, recordó semana a semana (entre 2010 y 2015) un total de 242 series que habían pasado por nuestras pantallas. Había series clásicas, pero también series muy muy recientes que todavía estaban demasiado frescas en la memoria de los espectadores, dejando muchas series clásicas importantes en el tintero.



La promoción de lanzamiento de la nueva etapa de la revista con nuevo logotipo incluía la posibilidad de hacerse con un juego de toallas rosa coleccionando cupones durante 20 semanas (a los que había que sumar los 9,95€ de gastos de manipulación y transporte). 


En fechas concretas y especiales la revista incluía una sección extra llamada Shopping que servía para promocionar distintos productos propios de esas fechas.


Entre los productos del Shopping anterior encontramos a las Monster High, las muñecas de moda en el principio de década. Teleprograma se sumó al fervor de estos monstruos sorteando muñecas durante 8 semanas a finales de 2011. Cada sorteo iba acompañado de una ficha técnica del personaje sorteado cada semana.


En la Navidad de 2013 TP fusionó sus dos concursos navideños más populares entregando juguetes de la tele (pero no todos) a los que acertasen el Papa Noel de turno (Manuel Galiana)



Programas de la nueva década

Los programas más innovadores formaron parte mayoritariamente de los canales más jóvenes. Pedro García Aguado fue durante unos años el Hermano mayor de muchos adolescentes problemáticos.


Jordi Évole había estrenado Salvados como un programa modesto y poco a poco se fue haciendo un hueco en la parrilla hasta convertirse en uno de los más vistos a pesar de emitirse en un canal minoritario como La Sexta. La cadena verde, en los últimos años, tras integrarse en Atresmedia dio gran impulso a las tertulias políticas (La sexta noche, Al rojo vivo) así como otros programas siempre al filo de la actualidad. 


Uno de los grandes programas de política de antaño Caiga quien caiga regresaba con novedades. Nueva cadena (Cuatro) y un grupo de mujeres encabezando la presentación del mismo por primera vez en su historia.


En Cuatro les va más la aventura, con programas como Frank de la Jungla, que posteriormente se pasaría a Discovery Channel. 


Por su parte, las aventuras de Jesús Calleja llegaron incluso a convertirse en un reality. Posteriormente se haría acompañar de famosos a los lugares más recónditos del planeta poniéndoles en situaciones límite. 


Mientras, las grandes cadenas se centraban más en el mundo de los realitys y talent shows. Uno de los más populares y adaptado en todo el mundo es Tu cara me suena, en el que varios famosos se convierten en cantantes al más puro estilo de Lluvia de estrellas



La utilización de famosos era cada vez más habitual en todo tipo de formatos, dejando a los concursantes anónimos prácticamente para los concursos de preguntas y respuestas de toda la vida (Ahora caigo, Atrapa un millón, Boom, Saber y ganar...). Varios famosos se enfrentaron a una carrera tipo Pekín Express en Expedición imposible


Los talent de famosos bien servían para verlos bailar, como cantar, como tirarse a la piscina. Así ocurrió en dos programas que se emitieron a la vez. Splash en Antena 3 y Mira quien salta en Telecinco pusieron en remojo a varias celebridades en 2013. Mediaset incluso repitió al año siguiente.


Aunque también hubo un montón de talent shows musicales con cantantes anónimos, pero estos quedaban totalmente eclipsados por el protagonismo que tenían sus jurados. La mayoría de estos formatos recalaron en Telecinco (La voz, Pequeños gigantes, Levántate, Got Talent...), aunque también tuvimos El número 1 de Antena 3, o los de La 1 que pasaron muy desapercibidos (Hit, la canción, Uno de los nuestros, Generación Rock, Insuperables...)


Mucho mejor le fue a TVE con su talent culinario, un género que también se puso de moda. Masterchef en La 1 y Top Chef en Antena 3 se llevaron el gato al agua. 


Incluso los canales temáticos de TDT añadían sus realities a la lista. Así, MTV estrenaba Gandía Shore, en el que unos jóvenes se dedicaban a la buena vida en la costa levantina. Este programa le vino muy bien a Mediaset para alimentar sus realities con "famosos". 


Pero nadie llegó tan lejos como Cuatro, que en su dating show Adán y Eva desnudaba a sus participantes sin ningún tipo de censura, enviándoles a una isla paradisíaca a encontrar el amor (o no, como siempre es habitual en estos formatos).


A Toñi Moreno la conocimos a nivel nacional en 2006 con un reality show  llamado Libertad vigilada en el que unos adolescentes vivían lejos de sus padres. En 2013 siguió ligada a la realidad con un programa con la solidaridad por bandera, que no fue ajeno a la polémica: Entre todos



Las series en la nueva década

Las miniseries biográficas se pusieron muy de moda al principio de la década. Vimos biopics de la reina Sofía, el rey Juan Carlos, Mario Conde, la duquesa de Alba, Rocío Dúrcal, Vicente Ferrer, Carmina Ordóñez... Muchas fueron las personalidades que tuvieron su propia versión televisiva con nuestros actores.


Y es que las series históricas o de época estaban de moda. De fuera da mucho que hablar una de las series más amadas: Juego de tronos. Aunque por aquí también pudimos ver la adaptación de la obra de Ken Follet: Los pilares de la tierra y posteriormente Un mundo sin fin


Entre las series autóctonas de época triunfaron El tiempo entre costuras, Isabel, Gran hotel y Velvet. Además Antena 3 y La 1 dejan sus tardes en manos de los largos seriales de época: El secreto de Puente Viejo, Acacias 38, Amar es para siempre...


Pero si una serie se ha movido por las épocas más variopintas esa es El ministerio del tiempo. Desde la prehistoria hasta nuestros días, a cualquier momento de la historia de puede llegar por las puertas del tiempo. Y se ha convertido en una serie de auténtico culto. 


Tanta serie de época hizo que TP dedicase uno de sus reportajes a una empresa muy popular dedicada a suministrar estos vestuarios desde España para el mundo.  


De época también era Gran reserva. El origen que era una precuela de la serie de los viñedos. Se pasó de una serie semanal a una serie diaria, pero el invento no cuajó.


Esa fue otra de las tendencias de los últimos años: la recuperación de viejas glorias televisivas haciendo remakes, secuelas, precuelas... Por ejemplo, en 2010, para celebrar el 20 aniversario de Antena 3 se rodó un reencuentro de Farmacia de guardia (algo que es habitual en USA). 


Los lagartos de V también regresaron con una nueva invasión en esta reinvención que contó en el reparto de su segunda temporada con Jane Badler (la villana de la serie original).


Otra serie de los 80 tenía en esta ocasión una versión española. En este caso, la segunda versión, pues Las chicas de oro ya fueron adaptadas por TVE en 1995 con Juntas pero no revueltas. Ahora el nombre se mantuvo. 


En 1989, Las chicas de oro se emitió dentro del programa de Hermida A mi manera. Al terminar la temporada fue sustituida por una serie de estreno: Cheers. Y esta serie fue otra de las que tuvieron su remake español, pero que al igual que los demás, pasó sin pena ni gloria por la programación.


Otro remake patrio, el de Entre fantasmas. Aquí se tituló El don de Alba, donde Patricia Montero se comunicaba con espíritus.


Y de dibujos animados a carne y hueso. Eso fue lo que le pasó a Marco. La historia de Edmondo de Amicis fue adaptada por Antena 3 en una miniserie. 


Marco se salvó de su versión en 3D, pero muchas otras series de los 70 sí se pudieron ver en formato tridimensional adaptándolas al siglo XXI. Fue el caso de Heidi, La abeja Maya y Vicky el vikingo.



De TV3 llegó Pulseras rojas a la televisión nacional, pero traspasó más fronteras, siendo adaptada en varios países, entre ellos Estados Unidos donde se llamó Red Band Society. También logró su versión americana Los misterios de Laura. De puertas afuera triunfaron además los seriales de las tardes. En Italia por ejemplo son grandes éxitos El secreto de Puente Viejo y Acacias 38.


En USA se pusieron de moda las series antológicas en las que cada temporada se cuenta una historia cerrada. Ejemplo de ello son American Horror Story, American Crime, Fargo...


La televisión infantil ha desaparecido totalmente de los canales prinicpales relegándose a los canales temáticos (Neox, Boing, Disney Channel y Clan). Para las nuevas generaciones de niños (y no tan niños) tenemos por ejemplo las absurdas historias de Hora de aventuras.


Y para los amantes del cine, nacieron los primeros canales temáticos dedicados al séptimo arte en abierto. La Sexta 3 ya desapareció y es Paramount Channel quien continúa con la defensa de una programación totalmente cinematográfica. Aunque ahora también emiten alguna que otra serie. 



Durante toda esta etapa (desde el 1 de enero de 2010) TVE dejó de emitir publicidad, por lo que se pudieron ver películas y series sin cortes. En cambio, las cadenas comerciales llegan a puntos totalmente ridículos como las cadenas del mismo grupo que sincronizan sus cortes publicitarios, cortando series y películas donde toque... O los bloques de publicidad de más de 15 minutos interrumpidos por 1 minuto de serie/película. Pero bueno, algunos spots siguen siendo piezas muy elaboradas, como por ejemplo los anuncios de Freixenet o Lotería de Navidad que en 2013 echaron mano de directores ganadores del Goya para anunciar sus marcas.


Cerramos el círculo de este repaso a los 50 años de Teleprograma volviendo a 1966. Desde mayo de 2015 la revista sustituyó Aquellas series por un nuevo repaso histórico llamado 50 años con TP. Semana a semana se repasaba año a año destacando tres portadas, los programas y series más destacados y los ganadores de los premios de TP en los años que existían. El 15 de abril de 2016 TP llevará a los kioskos su número especial conmemorando el 50 aniversario para el que ha contado con numerosas personalidades televisivas. ¡Que lo disfruteis!

3 comentarios:

  1. La época en la que dan el paso definitivo al declive. Un diseño gráfico más vistoso y atractivo son los únicos puntos a favor de una etapa en la que:
    - La programación de los canales aparece incompleta. Empieza y termina donde les pica según el espacio en el que cuente.
    - Información inútil y de relleno en la programación (Int.: y a partir de ahí cualquiera de los actores o actrices al azar)
    - Menos canales de pago y menos información de los mismos para dar cabida a fotos, cuadrar columnas y letras más grandes.
    - Reportajes con poca chicha en muchos casos.
    - Pocas secciones televisivas sustituidas por anuncios de otras revistas de la editorial.
    - Eliminación de la selección de series que completaba la información que aparece en las parrillas.
    - Dejadez en la programación: muchas veces las cadenas anuncian en sus propias pausas películas cuando aún tp no está cerrado, y en tp aparece siempre "Cine"

    Que tomen nota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este EGM ya han bajado de los 150.000 lectores. ¿Autocrítica? ¿Cambios? Para qué...

      Eliminar
  2. Después de ver el bonito homenaje que ha hecho la revista TP por su 50 aniversario, llama mucho la atención la ausencia de Ana Obregón y Ramón García. Ellos son junto con Concha Velasco, los que mas veces han aparecido en las portadas de TP. Además Ramón presento dos veces los premios TP de Oro (1993 y 2001) en TVE y Ana los presento en el año 1998 en Tele 5. Grave error de Teleprograma.

    ResponderEliminar